Cuatro campanas góticas de Elche declaradas Bien de Interés Cultural Valenciano

Las campanas son el único instrumento cuyo sonido apenas varía a lo largo de los siglos. Cualquier cambio (de yugo, de badajo o incluso de ubicación en la torre) modifica su sonoridad y puede poner en peligro su misma existencia, debiendo tratarse con extremo cuidado las campanas antiguas, especialmente las anteriores al siglo XVII.

Cuatro campanas de Elche forman parte del conjunto de 70 campanas góticas declaradas por el Consell como bienes muebles de interés cultural de la Comunidad Valenciana.

Las campanas de “Sant Jeroni” de la parroquia de San José, la de “María” de la iglesia de San Andrés de Les Baies y las de “los cuartos” y de “las horas” de la torre de la Vetla han sido declaradas BIC.

Se trata de piezas de bronce, con bellas inscripciones y relieves góticos, que han sobrevivido al uso para el que fueron concebidas.

Campana Sant Jeroni de la parroquia de San José (año 1475)

La campana lleva una inscripción en mayúscula gótica, »+ SANDUS HIERONIME + ORA + PRONOBIS». En el medio repite ocho veces en minúscula la expresión, “ave maria”, repetición poco habitual. La utilización de mayúscula y minúsculas y la ausencia de otras decoraciones permite datarla hacia 1475.
Diámetro: 50 cm. Altura bronce: 44 cm. Peso aproximado: 72 kg.

Campana María de la iglesia de San Andrés de Les Baies (año 1500)

La campana documentada desde el exterior, parece que tenga la inscripción, “ave mariaa gratia plena”. Conserva la instalación tradicional con yugo de madera y herrajes.
Diámetro: 30 cm. Peso aproximado: 18 Kg.

Campana de los cuartos de la torre de la Vetla (año 1572)

La campana presenta una breve epigrafía gótica, “+ ihs maria tedeum laudumus fedomi”. La expresión “Jesús, María y José” aparece en el siglo XVI y es muy habitual en el siglo XVII, formando en muchas campanas el inicio obligado de la frase. Continua con las primeras estrofas del Tedeum, “a vos Dios alabamos”. Por debajo hay un relieve de la Virgen con niño, derecha, de factura renacentista. Está acompañada de dos escudos municipales, un castillo con dos torres, la más alta probablemente con una campana encima y rodeado de la inscripción en mayúscula gótica, “+ SAGELL # DELA # BILA # DE # ELG#”.
Fundidor: Joaquim Balle.
Diámetro: 47 cm. Altura bronce: 40 cm. Peso aproximado: 60 kg.

Campana de las horas de la torre de la Vetla (año 1572)

La campana tiene una compleja epigrafía, en minúscula gótica en dos líneas: «xps uincit xps regnat xps imperat xps ab omni malo nos defendat ecce + dni fugite #» / «pater sancte deus sancte fortis sancte misericordis saluator noster mice #». Por debajo está expresado el año alternado con diversos símbolos: Virgen, escudo municipal, «any», Virgen, «m», escudo municipal, «d», Virgen, «lxx», escudo municipal, «ii», Crucifixión. En el medio hay la habitual cinta con hebilla y otra cinta colgando donde pone «aue maria”. La campana, por tanto, tiene una compleja y al mismo tiempo clara lectura: observa que la vida es breve, pide la protección y recuerda que la campana es municipal y dedicada a medir la brevedad del tiempo que pasa.
Fundidor: Joaquim Balle.
Diámetro: 103 cm. Altura bronce: 85 cm. Peso aproximado: 633 kg.

La restauración de estas campanas ha de ser respetuosa con los valores patrimoniales de las mismas. Así, en caso de reponerse los yugos, estos han de ser exclusivamente de madera, manteniendo o recuperando, en la medida de lo posible, las formas originales locales; igualmente se debe evitar la mecanización de las campanas, reservándolas para toques manuales; y, en caso de rotura, no puedan refundirse, debiendo soldarse para recuperar su sonoridad original.

Decreto 217/2018, de 30 de noviembre, del Consell, por el que se declaran bienes muebles de interés cultural el conjunto de setenta campanas góticas de la Comunitat Valenciana