Ovejas Guirra para mantener los huertos de palmeras

En el Hort dels Pontos, en pleno casco urbano, unas 50 ovejas de la especie Guirra pastorean libremente alimentándose de los dátiles que caen al suelo y de adventicias extendidas entre las palmeras.

Una iniciativa municipal para mantener los huertos de palmeras sirviéndose de ovejas autóctonas de la Comunidad Valenciana, sin depender del uso de herbicidas que conllevan riesgos potenciales para el medio ambiente y la salud humana.

Por un lado, se recupera una práctica tradicional y sostenible para desbrozar las malas hierbas de los campos, al mismo tiempo que se alimenta el ganado y, por otro, se ponen en valor los recursos pecuarios del Camp d’Elx.

Con este proyecto se contribuye al mantenimiento del Palmeral, de forma ecológica y respetuosa con el medio ambiente, y a la recuperación de una raza ovina que se encuentra en regresión.

La oveja Guirra o Sudat es una especie apreciada debido a su rusticidad y adaptación al medio que se encuentra en peligro de extinción, por ello, desde la Asociación Nacional de Criadores de Raza Guirra –ANGUIRRA- se está desarrollando un plan de mejora genética de la especie, que cuenta con tan sólo unos 4000 ejemplares censados.

La actuación piloto tiene un presupuesto de 16.500 euros y se va a llevar a cabo durante cinco meses, con la intención de ampliarla a otros huertos ubicados en el área calificada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.